Fertilizantes Colombianos S.A.
Correo
Intranet

Aplicaciones

 

Servicio al Cliente

 

Control Interno Disciplinario

 

La oficina de Control Disciplinario Interno es una dependencia ejecutora en materia disciplinaria, a quien corresponde adelantar directamente los procesos contra los servidores de la entidad, incluidas las diligencias preliminares, la investigación y el fallo de primera instancia. Con la Ley 734 de 2002 se expidió el “código disciplinario único” como régimen al que están sometidos los servidores públicos en materia disciplinaria. Los servidores públicos se dividen en empleados públicos, con funciones administrativas o directivas, y trabajadores oficiales, con funciones operativas de mantenimiento y labores técnicas.

Esta disposición:

  1. Regula el procedimiento que guía las actividades de los funcionarios, instructores y falladores.
  2. Contiene los derechos y deberes de los servidores públicos.
  3. Discrimina las faltas en que puede incurrir en desempeño de funciones (acción, omisión o extralimitación).
  4. Contempla el régimen sancionatorio (amonestación escrita, multa, suspensión en el cargo, terminación del contrato, destitución según se trate). 

El conocimiento de éste código disciplinario único es obligatorio y permite a los funcionarios defenderse en caso de ser investigado a través de un debido proceso, así como resulta ser de ayuda para determinar los alcances y límites que tiene el ejercicio del cargo.    

Se entiende por falta disciplinaria la incursión en cualquiera de las conductas o comportamientos previstos en el código, que conlleve a incumplimiento de deberes, extralimitación en el ejercicio de los derechos y funciones y prohibiciones y violaciones del régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses.  

Las faltas disciplinarias, según el artículo 42 de la ley 734 de 2002, se clasifican en:

  • Leves
  • Graves
  • Gravísimas

Se pueden denunciar en la Oficina de Control Interno Disciplinario, los hechos relacionados con la actuación u omisión de un servidor público o un particular que ejerza funciones de interventoría o funciones públicas a nombre del mismo en lo que tienen que ver con estas, que implique el incumplimiento de deberes o funciones, incursión en prohibiciones, inhabilidades, incompatibilidades o conflictos de interés, de conformidad con el Código Disciplinario Único.  

La auditoría disciplinaria debe figurar en las estructuras de las organizaciones a un alto nivel jerárquico, integrados por funcionarios de las más altas calidades tanto morales, éticas y académicas, por eso en Ferticol S.A. se ha delegado esa función al abogado Leonardo Gómez Acevedo, nacido en el corregimiento El Centro de Barrancabermeja, egresado de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga, especialista en derecho administrativo de la Universidad Libre de Bogotá, con estudios de gestión pública en la ESAP. Su experiencia se enmarca en el control disciplinario desde la personería municipal hace 12 años como personero delegado para la vigilancia administrativa y posterior a ello personero municipal en el período 2008 – 2012.

El abogado Leonardo Gómez Acevedo inicia en los próximos días el proceso de capacitación y socialización con los trabajadores de la empresa de la Ley 734 de 2002 para la implementación del proceso disciplinario al interior de las diferentes unidades de trabajo de la factoría.

 

   

Fertilizantes Colombianos SA - Ferticol
Barrancabermeja, Las Granjas - Zona Industrial
Teléfonos: (7): 6021596 - (7) 6021594 - Correo electrónico: gerencia@ferticol.com